Comentarios de Fernando Cay Diarte

Estamos de vacaciones por la zona como todos los años y mi hijo pequeño tuvo un pequeño accidente en las fiestas del pueblo. Después de buscar un dentista un 14 de agosto y encontrarlos todos cerrados, llegamos aquí. Tan solo tengo buenas palabras: nos hicieron esperar muy poco, revisaron al niño, nos tranquilizaron, nos dijeron qué podría ocurrir y cómo actuar en los próximos días. Sabían que no éramos de aquí y, a pesar de eso, no nos cobraron nada por la visita. Además, trataron a mi hijo genial y le dieron un estuche con un cepillo muy chulo que le encanta (ahora quiere lavarse los dientes todo el rato) y una pasta dentífrica. Qué suerte hemos tenido de encontrar a estos profesionales en estas fechas. En el pueblo os recomendamos a todo el mundo. Gracias.
-"Antonio Acosta"