Sintra, Portugal. Una villa de cuento de hadas.

Una villa sacada de un cuento de hadas, eso es Sintra Portugal.

Lugar mágico declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y un imperdible de conocer en tu visita a Portugal.

Muy cerca de Lisboa, cada media hora puedes tomar un tren desde la estación Rossio.

En medio de la Sierra de Sintra, llena de colores, caminos empedrados, plantas traídas de muchos lugares para hacer un paisaje perfecto y un carruaje frente al palacio.

Sus jardines exóticos y fabulosos palacios quedan fijados en la memoria. Fue hace muchos años elegida como destino de descanso de verano por la realeza.

Yo decidí comenzar visitando el Castelo dos mouros, en la cima de una montaña a 1300 pies sobre el nivel del mar. Es posible seguir hasta la cima en coche o autobús, pero ¿no estamos viajando para vivir nuevas experiencias y descubrir cosas que solo se aprecian con la calma de una caminata? Si, es un poco largo el camino y cuesta arriba, pero vale la pena, al menos para mi lo fue. Luego sentarte en lo mas alto de la muralla, una vista privilegiada para admirar la naturaleza y el océano atlántico, te hace sentir como si hubieras llegado a la cima del Everest.

A la izquierda y un poco mas arriba se encuentra el hermoso Palacio da Pena, construido en 1854. Brillantes paredes de colores pintadas al óleo y distintos estilos arquitectónicos desde donde se ve el atlántico y su profundo color azul.

Dirigiéndome nuevamente al centro de Sintra, encontré Quinta da Regaleira que te transporta a otra época. Bien podría convertirme en niña y jugar a las princesas entre sus torres, fantásticos jardines y estatuas de figuras mitológicas.

Creo que mi fascinación por Sintra también ha sido influenciada por las experiencias vividas. Después de recorrer estos bellísimos lugares, me senté a comer en un restaurante frente al palacio, allí comencé a conversar con un guapo Portugués que no dudó en recomendarme una terraza perfecta para ver la puesta de sol y el atlántico, al que muy amablemente sugirió acompañarme. Conversamos por horas, sin prisas como es lo placentero de las vacaciones, tomamos vino delicioso hecho por sus amigos del bar. Portugal es el sexto productor de vino mas grande del mundo.Me dio un tour por los bares locales, conocí algunos de sus simpatiquísimos amigos y me preguntó si quería ver algo hermoso, una sitio donde se observaba el majestuoso palacio da pena iluminado en lo alto de la loma abrazado por la obscuridad. Y me besó. La verdad ha sido una de mis mejores citas y la recuerdo con una sonrisa.

He quedado envuelta en el encanto, romance y fantasia de Sintra.

Be first to comment