Resiste México: Lo estamos haciendo muy bien

Treinta y dos años después del terrible suceso en México, la historia se vuelve a repetir un 19 de Septiembre: un temblor de 7.1 grados a las 13:14hrs sacudió a la Ciudad de México, Puebla, Morelos y Veracruz. El 19 de Septiembre de 1985, una noticia corría por todos los medios de comunicación: un Terremoto de 8.1 grados se registraba en la Ciudad de México alrededor de las 07:17 hrs, superando en intensidad y daños a cualquier otro ocurrido anteriormente y el mismo 19 de Septiembre pero ahora en 2017 la misma noticia impactaba al país: un terremoto, 7.1 grados de intensidad con epicentro en el estado de Morelos azotaba el país entero. Las noticias corrieron rápidamente, al igual que cientos de videos circulando por la red; edificios colapsando, postes caídos, gente pidiendo auxilio. Comenzaba lo peor. Las líneas telefónicas saturadas, vuelos cancelados en los aeropuertos y gente en las calles viendo como su casa o el edificio frente a ellos se movía sin cesar.

Pero a pesar del desastre y de los daños ocurridos, los mexicanos sabemos levantarnos ante la tempestad. Lo hemos hecho antes y sabemos que ahora no será la excepción. México es casa de valientes, de ciudadanos solidarios que no dudan ni un segundo en abrir las puertas de sus hogares a desconocidos que en ese momento los une el dolor y la misma pena, de gente que ayuda sin esperar ni siquiera un gracias, apoyando con lo que tiene y con lo que puede: Héroes que no usan capas. Es increíble como puedes ver tanta necesidad entre los escombros pero al mimso tiempo ver tantas ganas de ayudar, de ser solidarios, de salir adelante.

México hoy atraviesa por momentos difíciles y para algunas personas lo peor va a continuar: muertes, casas y edificios colapsados, desaparecidos, muchos heridos. Pero entre tanto caos, es inminente ver que hay tantos excesos: excesos de gente como voluntaria entre los escombros ayudando a rescatar personas, exceso de ayuda y solidaridad en todo el país, exceso de gente ofreciendo sus hogares, sus líneas telefónicas, todo porque sabemos que unidos hacemos la diferencia. Por eso necesitamos que México se mantenga fuerte, con el corazón en duelo y dolor pero con alegría y empatía por toda su gente.

Hoy más que nunca debemos estar orgullosos de que lo mejor de México es su gente, ni el tequila, ni sus playas; lo mejor de México es ser MEXICANO. Saldremos de ésta como hemos salido de muchas otras catástrofes. México necesita recuperar su fuerza porque el día de mañana nos espera mucho por que luchar y mucho para poder ayudar. Necesitamos estar juntos, y juntos estamos.

Venga México, ¡Resiste! Lo estamos haciendo muy bien...

Be first to comment