Personas que te suman +

La necesidad de pertenecer a grupos sociales es inherente al ser humano, pero alguna vez ¿te has puesto a pensar, si la gente de la que te rodeas en realidad aporta algo positivo a tu vida?


Cuando estaba por cumplir 30 años, algo me pasó, aparte del balde de agua fría que fue para mí el comenzar a decir mi edad, se comenzó a dar un cambio radical en mi manera de pensar y de actuar, me volví más consciente de mi espacio, más consciente de mis emociones y más consciente del tipo de personas con las que me relacionaba.
Antes casi no tenía amigas, me rodeaba más de hombres porque me parecían más honestos y menos complicados, pero estaba  equivocada, comencé a relacionarme más con mujeres, ya tenía grupos de amigas con las que me juntaba esporádicamente, pero después me daba cuenta que si una faltaba a las reuniones las demás aprovechaban para hablaban mal de ella, me imagino que lo habrán hecho igualmente conmigo (de hecho estoy segura), afortunadamente fui encontrando poco a poco a mujeres con las que tenía más afinidad, en maneras de pensar y  relacionadas al deporte que practico pero sobre todo CONSCIENTES.

 


Poco a poco fuimos formando un grupo y comenzábamos a reunirnos para cenar, tomar un café, o hacer nuestros famosos mini getaway, las pláticas cambiaron, la energía cambio, me encantaba verlas, platicar de cualquier tema,  reír de tonterias y sobre todo sentirme apoyada por ellas.
Mujeres admirables e independientes algunas solteras otras no tanto, y lo mejor de todo es que jamás escuchas un comentario negativo hacia ninguna de nosotras, todo es para impulsar a la otra, para hacerle un comentario positivo, elogiarla y hacerla sentir querida, fuerte e importante.
Son la mezcla perfecta de la energía femenina y masculina, no me mal entiendan no tiene nada que ver con el tema sexual, sino meramente energético, ninguna de ellas es una delicada flor, todo lo contrario, no le temen a nada, encaran la vida con su mejor sonrisa y eso me inspira muchísimo; se cualquiera de ellas atendería una llamada de auxilio de cualquiera de nosotras sin pensarlo.
¿A que voy con todo esto?
¿Tú con quien te rodeas?¿A que grupos perteneces? ¿Te suman o te restan?

 


Ahora me valoro mucho mas como persona, valoro mi tiempo,  decido como y con quien pasarlo. Mi consejo es el siguiente:

Fíjate bien con quien te juntas,  las pláticas que tienen, si te impulsan a ser mejor, si te inspiran, si hacen que te rias hasta que te duela el estomago, si te recargan de energía, si son positivas para ti.
En el camino vas a cambiar de amistades pero está bien, significa que como ser humano vas evolucionando, te vuelves más consciente y te das cuenta de lo que en verdad vale la pena, las amistades son la familia que uno elige, así que elige bien.

¡Yo estoy agradecida por las mías!

Be first to comment