EL VIAJE DE GERARD POR ASIA (5TO CAP)

Quinto Capítulo

AMRISTAR, TIERRA DE SIKS (1 de Agosto de 2014, escrito por Gerard Muntada)

Antes de llegar a Ambrister, de camino en tren, conocimos una pareja indígena muy simpática, nos hablaron de su ciudad: los templos más interesantes, que si el Golden Temple (lugar de peregrinación de los Siks), que si la comida es la mejor de la India …

De esta ciudad yo sólo tenía entendido que tenían un templo muy «chulo» con gente algo diferente de los típicos hindúes y que podías quedarte a dormir gratuitamente dentro.

Cuando llegamos a nuestro destino y nos despedimos de la pareja, nos comentaron que para ir al Golden Temple había transporte gratuito. Así pues, tomamos un bus a reventar de gente que, desde que se puso en marcha hasta que llegamos (3 km, 15min), estuvieron cantando sin cesar. Al final nos resonaban las palabras todo el tiempo dentro de la cabeza cuando terminaron.

turismo asia india 10

Justo cuando entramos por un primer arco en dirección al templo, ya vimos que allí la gente era diferente: los hombres vestían grandes túnicas, llevaban unas barbas largas, un turbante en la cabeza y la mayoría un puñal o lanza colgado. A las mujeres se les notaba más participativas y abiertas … Después, uno de estos hombres nos empezó a hablar y nos llevó hasta una zona donde había camas. Allí había algún turista mochilero durmiendo. Nos dieron una llave y un armario para guardar las mochilas. Medio sorprendidos por cómo había ido todo, salimos de nuevo y ya vimos que dentro del recinto del templo estaba todo preparado para acoger a la gente. Un par de edificios con camas, duchas, daban comida gratis, no te hacían pagar por dejar las chanclas (se entra descalzo a los lugares sagrados) … Lo cierto es que nos pareció muy curioso y diferente de lo que habíamos visto. El templo estaba en medio de un lago y sólo se comunicaba por una pasarela. Lo tuvimos que rodear hasta encontrar el museo, donde nos informaron de los Siks (seguidores de un gurú de casta guerrera india que decidió formar su propia secta mezclando la religión hindú con la musulmana). Todo ello muy interesante, aunque la obsesión y dedicación a su religión es otra vez obsesiva.

turismo asia india 12

Después de pasear un rato salimos del recinto y fuimos andando hasta un par de Templos hindúes, Shiva y Durga, este último muy similar al golden temple.

Para comer quisimos probar unos rollos fritos y una hamburguesa, ambos con el nombre de «especial», que es todo mezclado de lo que había en la tienda: rollo de primavera de especies, humus, patata, col, espaguetis, mayonesa, leche, ketchup, cebolla, y alguna que otra cosa. Aunque parezca extraño estaba suficientemente bueno.

turismo asia india 16

Al caer el sol, volvimos al templo para ver como todos los seguidores del libro sagrado (que se encuentra dentro) rezaban y hacían una ceremonia. Fue curioso ya que justo nos encontrábamos en medio de la pasarela y estuvimos unos largos 30 minutos allí, en medio, así que nosotros hicimos como ellos: manos a la cabeza, de pie, sentado, de rodillas, de pie una y otra vez ….

La noche la pasamos allí y lo cierto es que las instalaciones estaban mejor que algunos de los guest house en los que habíamos estado.

turismo asia india 6

Por la mañana, hicimos un desayuno local que consistía en un pan de pita relleno de patata y picante y una especie de yogur con un toque ácido.

Luego nos refugiamos del calor en un parque (primer parque que encontramos en la India) que estaba dedicado a una matanza de mártires siks que en mano de los ingleses. Allí tuvimos que salir antes de tiempo ya que todo el mundo quería hacerse fotos con nosotros, era exagerado y después de más de 20 fotografías en menos de 15min, ya no era nada gracioso.

turismo asia india 9

Después de dar unas cuantas vueltas por las calles y mercados hacia vía Jaipur, zona de Ragashtan (desierto indio). En la estación apareció un chico bastante pobre pero con buen inglés que nos empezó a hablar del concepto del gurú, de los dioses hindúes, durante una hora, todo para acabar pidiéndonos, de todas las maneras posibles, que lo adoptáramos . Nos decía que había meditado sobre nosotros y que lo teníamos que adoptar … primero fue gracioso pero después se complicó un poco, porque la gente local que estaba a nuestro lado se empezó a enfadar con él porque nos daba demasiado la tabarra.

turismo asia india 13

Rajasthan en moto (5 de Agosto de 2014)

Llegamos a Pushkar hacia el mediodía, esperábamos un calor insoportable pero, para nuestra sorpresa, era calor seco y, después de haber estado a casi 50 grados centígrados y con humedad, nos pareció, incluso, agradable.

turismo asia india 8

Sabíamos que Pushkar era un pueblo especial: un pequeño paraíso donde vive la India tradicional con más comodidades y prestaciones, una zona más hippy y turística, donde el consumo de cannabis es legal, y permite desconectar de la densidad que día a día se vive en cualquier otra parte del país. Además, hay un lago sagrado, que todo hindú debe visitar antes de su muerte y, también, el único templo dedicado a Brahma (creador).

Allí vimos que los guest house eran más económicos que en cualquier otro lugar y con mucho mejores condiciones, 150Rupias (alrededor de 1.87 euros) y con piscina !!!

turismo asia india 11

Una vez dejamos las mochilas, caímos como burros en la primera trampa para turistas ya que, aunque no sé muy bien cómo, en un abrir y cerrar de ojos, estábamos en uno de los Gaths a orillas del lago mientras un hombre nos bendecía y , luego, nos pedía una donación voluntaria pero mínima de 50 € !!!! jajaja, hicimos una donación más económica y abandonamos la zona rápidamente.

En la tienda de un hombre de edad avanzada, que parecía más humilde que los demás, conocimos a Antonio, un español ex guardia civil de Córdoba, quien, viendo que su vida no le gustaba, decidió pre-jubilarse a los 40 años para vivir viajando. Tenía mucha experiencia en Asia y fue un gran compañero de conversación. Al día siguiente se ofreció a llevarnos en su moto a hacer una ruta por Agmer y a unos templos en las afueras de Pushkar donde conocimos un Gurú muy templado que sólo fumaba marihuana y comía patatas fritas. También pudimos observar los monos de cara negra y los pavos reales salvajes.

turismo asia india 2

Nos gustó tanto la experiencia de ir en moto que alquilamos una. Tuve que practicar para utilizarla pues nunca había llevado moto con marchas, comprobé que la bocina funcionaba (fundamental en la India) y diseñamos una ruta de cuatro días.

Después del desayuno, nos fuimos con Pepi (que no se encontraba muy fina) hacia Jodhpur. La ruta trazada era por carreteras donde continuamente pasábamos por pequeños pueblos rurales, donde la gente, no acostumbrada a ver turistas, nos miraban, nos saludaban sonriendo y nos indicaban el camino para coger la ruta principal. Después de unos 300 kilómetros, llegamos al destino, buscamos un alojamiento y salimos a pasear antes de que oscureciera.

Durante la noche, Pepi pasó fiebre, sin embargo, por la mañana quiso salir conmigo y fuimos a ver un templo de mármol, el impactante fuerte que vigila la ciudad de Jodhpur desde arriba de una montaña y también llegamos al pueblo de Mandore, en un parque muy bonito de gente local con un templo de arquitectura diferente al que estábamos acostumbrados pero, por desgracia, todo lo que es local en la India implica mucha mierda.

turismo asia india 7

Después de comer tuve que dejar Pepi descansando en la habitación y aproveché para ir hasta la plaza central a tomar un té y tomar fotografías de la gente de la calle. Concretamente me llamaron mucho la atención las increíbles joyas que llevan las mujeres casadas en las orejas y en el cuello (es la fortuna que su familia les da al casarse y que pasa a ser de la familia del marido).

Después me dejé perder por las calles de casas viejas y de color azul (similares a las que ya había podido observar en otro viaje por el norte de Marruecos) hasta llegar a una zona alta donde podía observar como en casi cada tejado de las casas los niños jugaban con cometas.

turismo asia india 5

A la mañana siguiente, después de otra mala noche, nos fuimos bien temprano hacia Nagaur. En el camino empezó a llover y esto hizo que nos tuviéramos que refugiar bajo los techos de casas de la gente que simplemente se nos quedaba mirando y que con gestos entendíamos que nos decían que nos podíamos cobijar sin problema.

turismo asia india

En Nagaur hicimos una vuelta rápida por el centro, compramos té a granel en el mercado, observamos otro fuerte y nos gustaron las entradas de las calles al llegar al centro, medio medievales y árabes (arcos y murallas). Sin embargo, como todas las ciudades, el ambiente era bastante estresante por el gentío y por las bocinas continuas que todos los automóviles hacen sonar, así que decidimos ir a comer y a descansar. Más tarde volvimos a salir a dar una vuelta y se nos enganchó un chico que estudiaba para militar y que quería practicar inglés … al principio gracioso, pero, después de rato, se puso pesado .. . Ya en la habitación vimos que había una rata! Jaja a pesar de estar siempre en habitaciones tétricas aún no nos habíamos encontrado alguna. Hice venir al encargado que moviendo la cama la hizo salir y la envió a otra habitación. El hombre, todo tranquilo hizo como si nada hubiera pasado y se fue. La misma noche decidimos que cortaríamos ruta y llegaríamos un día antes ya que las condiciones no eran buenas por cómo se encontraba la Pepi. Así que otra vez, bien temprano iniciamos la ruta por pueblos pequeños de regreso a Pushkar. Una fuerte lluvia nos cogió de lleno durante bastante camino. En una ciudad paramos a tomar un té, esperando que se detuviera un poco, mientras tanto, las calles se convirtieron en ríos y tuvimos que marcharnos rápidamente y empapados de arriba abajo. Después de unas horas, la lluvia paró y los campos y pueblos por donde pasábamos todavía lucían más, el verde de los árboles y el color de la tierra junto con el olor de la hierba después de llover nos daban una sensación muy agradable mientras hacíamos los últimos kilómetros para llegar a Pushkar.

Continuará…

Be first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.