Conciencia de un desastre

Los hechos ocurridos últimamente en nuestro país y el mundo son tristísimos y lamentables para la humanidad. Se que mas de una persona se ha puesto a pensar ¿Qué puede traernos esta reacción de energía de la naturaleza además de dolor?


Parece que en 32 años se nos ha olvidado ser amables, respetuosos y solidarios en el día a día con los demás. La unión de los mexicanos en estos días ha sido admirable.

La vida nos pone las mismas lecciones hasta que las aprendamos ¿es este un llamado forzado para tomar conciencia de la luz y amor que existe en cada uno de nosotros? Cuando una persona reconoce que tiene la conciencia dormida es la primer señal de que quiere despertar.  Somos manejados por la fuerza hipnótica de nuestro ego y siempre estamos abrumados lamentándonos por todo, lo que mantiene nuestra conciencia dormida. Estos sucesos en México causan en nosotros la perspectiva de lo que es un verdadero problema.

Muchas veces reaccionamos ante situaciones mediante nuestro cuerpo de dolor que se activa por vivencias que están en el inconsciente, respondemos o interpretamos de acuerdo a memorias psicológicas que tenemos desde niños.
Me han aconsejado, tomar un momento en las noches para recapitular lo que aconteció durante el día y si mis reacciones ante el mundo fueron las correctas o si podría cambiar algo; no es posible regresar el tiempo, pero si estar mas conscientes para una próxima vez.
Parte de nuestra  responsabilidad es estar bien con nosotros mismos para poder contribuir con la armonía del universo, hemos crecido pensando que lo mas importante es intentar resolverle la vida a los demás olvidándonos de uno mismo porque eso significaría egoísmo, es amor propio. La diferencia es que el egoísmo daña a los demás con tus acciones y el amor propio no. Cabe destacar que no hacer o ser la persona que los demás quieren que seas por conveniencia propia, no es egoísmo. Podría parecer que les causamos dolor al no ser la persona que ellos esperan, pero solo es una expresión de nuestra libertad, siempre, lo mas importante es la intención con la que hacemos las cosas; es eso lo que dicta si tenemos “remordimiento de conciencia”.

Según la astrología, la alineación de varios planetas se ha llevado a cabo este 23 de septiembre, generando la influencia de Marte en nuestra vida y el nuevo despertar de la conciencia desde el corazón.

El otro día compré una mesa, no era nueva pero las personas que me entregaron la golpearon accidentalmente al subirla por las escaleras, la mesa de dañó y ahora le faltaba un pedazo de pintura; en ese momento mi ego se enojó mucho con las personas que hacían la maniobra y no tuvieron precaución, pero respire profundo y recordé lo estúpido que era el problema de la mesa comparado con las personas que están sufriendo por este desastre natural. Así que les dije que tuvieran mas cuidado cuando carguen cosas y que los perdonaba si donaban algo a los damnificados. Tal vez algunos dirán que fui tonta por no reclamar el daño que habían hecho a mis cosas, pero eso para mi solo hubiera generado tensión, es muy probable que las personas que lo dañaron no cuenten con los recursos suficientes para reparar el daño y se, que la próxima vez que yo me equivoque alguien comprenderá que soy humano cometiendo errores.

Quiero aclarar que las palabras escritas en este articulo están basadas en mis propias experiencias y en las personas que me he encontrado en el camino, obviamente no soy un ser iluminado, ni me creo un gurú, esta no es la verdad absoluta, solo soy un ser igual a todos los demás que leen estas palabras, tratando de aprender a vivir y compartir.

Cuanto mas adormecida este nuestra conciencia, estamos mas propensos a cometer errores, a dejarnos llevar payasadas y problemas ridículos. Si tuviéramos un poco mas de conciencia, veríamos menos violencia, menos guerras y mas empatía y solidaridad. Así que que les parece si como un principio ¿comenzamos a realizar mayor auto-observación, actuar desde el corazón y practicamos meditación?

Be first to comment