EL CIELO – VALLE DE GUADALUPE

El día comenzó con nuestro recorrido de Tijuana a Ensenada sumergidas en la niebla. Llegamos al El Cielo en El Valle de Guadalupe, convirtiéndose en el día más soleado y hermoso, haciendo resplandecer su micro clima mediterráneo; así nos recibió este mágico lugar.

En medio del hermoso viñedo de 22 hectáreas con vegetación silvestre se encuentra el restaurante Latitud 32 que está a cargo del Chef Marcos Marín, donde pudimos apreciar la relación del gran vino y los ingredientes increíbles. Ofrece una cocina fusión, en la que el chef ha incorporado una gastronomía inspirada en productos frescos de la península, su huerto de vegetales orgánicos y recetas traídas del estado de Yucatán. La exquisita comida yucateca se basa en una mezcla de ingredientes utilizados por los antiguos mayas, sabores traídos de Europa con posteriores aportaciones caribeñas y del medio oriente.

Tuvimos la oportunidad de disfrutar el menú degustación, donde nos ofrecieron platos innovadores con sabores llenos de cultura y una exquisita selección de vinos que elaboran en su propia vinícola ¡Sabores que no se encuentran en cualquier otro lugar! Es imposible quedarse con el estómago vacío.

Para comenzar el tour fuimos atendidas por la propietaria del lugar que nos transmitió el amor y la atención por lo que hacen en este lugar. Cómodamente instaladas en una sala de proyección, nos compartieron un video con un poco de la historia del viñedo y el origen del nombre de su línea de 10 vinos.

Nos condujeron luego a la bodega de producción para sumergimos en el magnífico proceso de elaboración y contemplar la bodega de crianza donde reposan las barricas.

De último, fuimos a conocer las impresionantes águilas que se encargan de cuidar el viñedo de los roedores y un simpatiquísimo pavo real que se pasea por el campo.

Cuentan con un recorrido por el viñedo en una carreta donde puedes ir deleitándote del hermoso paisaje, así como también con una terraza donde puedes degustar un exquisito vino con la bella vista a los viñedos.

En El Cielo nos pudimos dar cuenta que la experiencia de viñedos es una actividad que se puede compartir y disfrutar con toda la familia.

Al final del día contemplamos el bello atardecer que iluminaba hileras de parras, bebiendo nuestra última copa de vino mientras el sol se ocultaba entre las montañas.

Be first to comment