CHELAS PARA TODOS

El primer viernes de agosto de cada año se celebra en muchas partes del mundo el Día Internacional de la Cerveza o IBD, por sus siglas en inglés.

La historia del Día Mundial de la Cerveza data del año 1994, cuando los alemanes quisieron dedicar un día a conmemorar ‘La ley de la pureza’, la cual establecía que la cerveza sólo se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua, lúpulo y cebada malteada.

La cerveza es la bebida alcohólica más consumida en el mundo. Su origen se remonta al nacimiento mismo de la civilización, hace aproximadamente unos 12 mil años, cuando accidentalmente unos granos —que pudieron haber sido de trigo o de cebada— se fermentaron y algún osado bebió el resultado y se dio cuenta del júbilo que le aportaba.

Por sus ingredientes, la cerveza es totalmente natural y contiene Vitamina B, ácido fólico, antioxidantes naturales, fibra, minerales y silicio; existen más de 120 estilos de cervezas en el mundo, y México produce 105 millones de hectolitros, lo que equivale a llenar 10 estadios Azteca de cerveza.

La organización Cerveceros de México señala, en un comunicado, que en el mundo antiguo se pensaba que la cerveza era un regalo de Dios, durante la Edad Media se consideró bendita y el oficio de cervecero recayó en los monasterios.

Según se lee en la página oficial del IBD, tres son los propósitos de esta festividad:

Juntarse con amigos y disfrutar el delicioso sabor de la cerveza.
Celebrar a los dedicados hombres y mujeres que elaboran y sirven nuestras cervezas.
Reunir a todo el mundo en una celebración de las cervezas de todos los países y todas las culturas en este día especial.

El Día Internacional de la Cerveza es una festividad global que tiene lugar hoy en cervecerías, bares, restaurantes, pubs, beer gardens y jardines de todas partes del mundo.

Be first to comment