Cenote encantado-Tulum

Este increíble lugar se encuentra camino a la Zona Hotelera de Tulum, como si fueses rumbo a Sian Kaan, haces unos 20 min aproximadamente a partir de la entrada, a tu mano derecha verás el letrero de “CENOTE ENCANTADO”, no encontrarás un área específica de estacionamiento pero hay lugares alrededor donde puedes dejar tu auto/moto/bicicleta.

 

A la entrada se encuentra una pequeña recepción, la entrada cuesta $50 pesos, y puedes rentar también kayaks o paddle boards por $200 pesos aprox, te recomiendo rentar cualquiera de éstas opciones ya que el cenote es bastante grande y encontrarás un par de paraderos para poder amarrarlos y nadar libremente.

Es importante que sepas que el lugar no cuenta con salvavidas, estás solo con tu alma o con tus amigos entonces tienes que saber nadar sí o sí, tampoco hay restaurante o tienda adentro, es una onda totalmente wild,  la primera vez que fuí, mis amigos llevaron paninos y bebidas refrescantes, las guardábamos en un compartimiento que tenía el kayak, íbamos súper preparados.

Después vino mi papá de vacaciones y lo llevé, como ya sabía cómo funcionaba, preparé todo como toda una experta,  esta vez las bebidas refrescantes fueron cervezas, él estaba sorprendido de mi nivel de preparación.

 

Al final del cenote, al costado derecho había como una especie de lugar para reposar, con una  hamaca y sillas, seguramente pertenecía a un hotelito de la zona, pero no había nadie y aprovechamos para parar ahí comer y relajarnos; es increíble la atmósfera de paz que te envuelve, el sonido del agua y las aves, te desconectas de preocupaciones y te reconectas con lo verdaderamente importante, (te darás cuenta a lo que me refiero cuando estés ahí).

 

Con más migajas de pan alimentamos a los peces y nadamos por los alrededores, hay unas piedras en donde te puedes parar y descansar después de nadar,  el cenote es bastante profundo, lleva también googles o tu snorkel para que puedas disfrutar la vista desde abajo, si tienes buenos pulmones y logras bajar verás algunas cuevas pero siempre ve con precaución.

El tiempo pasa muy rápido, cuando se comienza a meter el sol es buen momento para retirarse, ya que los mosquitos empiezan a salir de sus escondites; otro dato curioso es que hay letreros que dicen que hay cocodrilos, no te preocupes son pequeños, la mamá solo sale por las noches. (Es broma)

Una increíble oportunidad para conocer un lugar nuevo, que no es turístico y te da la oportunidad de recargar el espíritu.

 

Be first to comment